Archivo de la categoría: Sociabilidad

Una asociación histórica en perspectiva. Bases del esplendor del Casino de Madrid

Preguntarse cuál es el momento de esplendor de una asociación puede ser una cuestión muy subjetiva.

En nuestra sociedad occidental tiende a medirse por la pujanza económica y por la capacidad de representar materialmente la abundancia. Cuando trasladamos esa idea de esplendor al siglo XIX, y al caso concreto de las asociaciones masculinas de la élite, encontramos cómo, en realidad, la capacidad de proyectar esa riqueza se regía por códigos de la élite, consumados en la necesidad de asimilarse a la aristocracia.

A la par, es posible decir que una asociación cualquiera podía traslucir todo su esplendor un día cualquiera,

siempre y cuando un socio cualquier pasase en sus salas un momento único, rodeado de más o menos boato. El Casino de Madrid tuvo sin duda muchas tardes sus salas llenas de políticos, en su restaurante más de una cena que  significó el negocio de su vida para un empresario , o una noche de juego que enriqueció a socios como el marqués de Salamanca o Luis Fernández de Córdova. Es preciso analizar tales cuestiones de la vida cotidiana en un círculo para entender diversas bases de la historia social del siglo XIX y XX.

Los casinos y círculos masculinos custodian historias vinculadas a la sociabilidad que es preciso rescatar para comprender la evolución del siglo XIX y principios del XX.

El Casino de Madrid quiere sacar a la luz algunas de las bases que convirtieron a su actual sede una de las más relevantes de la vida política y económica de la capital de España. Algunas de las claves que permitieron a dicha asociación masculina integrarse de lleno en el fenómeno del clubismo europeo y destacar en él con la actual sede de la calle Alcalá, serán analizadas por María Zozaya el día  25 de abril (19 hs). El reconocido especialista en sociabilidad Jean-Louis Guereña, catedrático de la Universidad de Tours François Rabelais será el encargado de presentar la conferencia.

En la sesión se tratarán temas que han sido analizados por María Zozaya en su último libro Identidades en juego. Formas de Representación social del poder de la élite e un espacio de sociabilidad masculino (1836-1936), publicado por la editorial Akal-Siglo XXI, que recientemente fue presentado en el Ateneo de Cádiz.  Igualmente fue invitada a hablar de sus contenidos, al programa El Farol, con Salvador Fernández Miró.

En el vídeo aparece la parte primera del programa El Farol (Onda Cádiz), del 24 de marzo de 2017. La parte segunda puede verse haciendo click aquí. Igualmente para hablar del significado de este tipo de asociaciones masculinas, en el programa de radio  Cádiz Contigo, fue entrevistada por Manoli Lemos (min. 2h10).

*

Nota importante: Para asistir a la conferencia del 25 de abril en el Casino de Madrid de la Calle Alcalá es necesario vestir atuendo adecuado. La invitación se puede llevar en formato digital en el móvil o impresa, y puede bajarse haciendo click seguidamente: Invitacion a la conferencia con Zozaya y Guerena

Prohibida la entrada a mujeres

Por Maria Zozaya
Los espacios asociativos de la élite fueron instituciones sociales de gran relevancia para la sociedad política europea del siglo XIX. Nacieron como asociaciones masculinas vinculadas a la esfera pública en las cuales predominaron la mentalidad conservadora y las convenciones sociales de la familia  burguesa.
Por ello, la asistencia de la mujer no se contemplaba en sus salas de manera cotidiana, pues se entendía que su lugar estaba en el ámbito privado. Maria Zozaya reconstruye la sombra de esa mujer dentro de las propias salas del casino a través de documentos indirectos y la concepción de la alteridad. Se basa en el estudio de las fuentes del Casino de Madrid, prensa y el contraste bibliográfico con estudios especializados. Consigue recomponer el papel que los socios de estos clubes asignaban a la mujer (y a la familia con ella) en una etapa en que tuvieron vedada su entrada en tales círculos en la Península Ibérica, de 1836 a 1910. Se basa en diversos elementos de la beneficencia, del apoyo a la mujer y la familia desde el Casino, así como a algunos aspectos vinculados al habitus nobiliar donde la participación de la mujer de los socios casinistas era esencial.
Tales cuestiones se analizan en el siguiente estudio: María Zozaya “La Sombra. Mujer y familia en un club privado masculino. El Casino de Madrid, 1836-1920”, Revista Historia Contemporánea n. 49, 2014 (II), ISSN: 1130-2402. Te lo puedes bajar gratuitamente haciendo click en la página de la revista.
Está integrado en el monográfico Familias y mujeres en la sostenibilidad de élites y pobres (S. XVIII-XIX), articulado por el especialista en élites y formas de caridad contemporánea Pedro Carasa Soto para la Revista Historia Contemporánea , como producto del grupo de investigación de excelencia Elites Contemporáneas, GR-110. Puedes ver el índice de contenidos  aquí. RevistaHC 49 Portada e Indice (1).

*

Sugerencia de cita: 

María Zozaya: “Prohibida la entrada  a mujeres”, Investigaciones de María Zozaya, https://mariazozaya.wordpress.com/, 20-10-2014.

 

Créditos:

La investigación de María Zozaya se desenvolvió en el proyecto de excelencia Élites Contemporáneas, Referencia GR-110, Universidad de Valladolid dirigido por Pedro Carasa.

El origen de esta investigación de María Zozaya contó con el apoyo del proyecto: “Movimientos sociales, corporativismo y políticas públicas en España en el periodo de entreguerras (1918-1939). Un análisis de los discursos y prácticas culturales de lo social” (CSIC-CCHS, 2012-2014). Ref.: HAR2011-27290.

Créditos Fotográficos: Imagen del Salón Real del Casino de Madrid. Foto: Casino de Madrid, Google Images.

*

Más información vinculada: El presente estudio se complementa con el desarrollo posterior del tema en perspectiva comparada con Portugal, referido a las mujeres desde los clubes masculinos en los cuales tenían prohibida su entrada. Un resumen de su ponencia en su blog de Open Edition: Sociabilidad (pinchar aquí).

 

El arte del símbolo

Diapositivo2

Por María Zozaya

Hay símbolos que tienen escasa vocación artística, como por ejemplo los empleados de forma convencional para indicar mediante iconos los peligros de alta tensión, las casas de baño o las señales de tráfico, cuyo objetivo es comunicar un mensaje compartido por una amplia comunidad. Hay iconos que pretenden ser estrictamente la representación de una abstracción concreta, como un mapa de un país. Existen motivos alegóricos cuyo único objetivo es el de comunicar, y no se detienen en buscar una ornamentación especial, como podrían ser algunos de los símbolos masónicos del pasado, cuando buscaban expresar mediante una convención (compás, mallete, escuadra…) el significado que mantenían en sus códigos compartidos entre los legos. Pero, en ocasiones, aquellos símbolos sí que pueden ir más allá en el campo estético, dando una intensa cabida al arte. Al ornamentarse más, pueden pasar casi a un estadio decorativo, como el elemento añadido a la transmisión de ese mensaje que puede conseguir apropiarse del símbolo en cuestión. Con el paso de los años, si el sentido original de ese símbolo se pierde por el desconocimiento,puede al final quedar sólo una imagen estética -perdida en el tiempo- y cuyo significado, una vez que es redescubierta para el público en general, queda ya a merced de las interpretaciones. A mi juicio eso sucede con una alegoría societaria referida a continuación.

La Sociedad Harmonia Eborense, club de recreo para la burguesía provinciana portuguesa nacido en 1849, contó con diversos símbolos más o menos artísticos para expresar su contenido. Aquí vamos a resaltar los que ha sacado a la luz recientemente Maria Zozaya a raíz de un estudio de los símbolos de dicha entidad custodiados en el Archivo Distrital de Évora, los cuales fueron creados coincidiendo prácticamente con el cincuentenario de la marcha de la asociación. El primero, data de 1899 y es una representación figurada de los elementos de ocio que primaban en la Sociedade Harmonia Eborense en la época (bicicleta, billar y teatro). El segundo data de 1904 y paradójicamente remite sólo a una idea. Se trata de una bella figura femenina realizada por Marcolino Silva, con un tratamiento muy equilibrado de las formas faciales, con flores en los cabellos y con gran dulzura en el sencillo trazado de línea japonesista, equilibrio y belleza a mi juicio acentuados por el estilo Art Nouveau pujante a principios del siglo. Se trataba en mi opinión de una alegoría, en este caso, de la Harmonía, conseguida mediante la representación artística de la idea motora de la entidad. Es posible que los motivos florales laterales, donde creo reconocer el estilo británico del Arts & Crafts Movement, insistan en la misma idea, al remitir en este caso a sus concepciones del artista de base equilibrado con todo tipo de artes manuales. Como he podido comprobar, siguieron usando esta imagen alegórica al menos hasta 1906, si bien es probable que existiese en más registros efímeros de divulgación informativa que no han perdurado en nuestros días, como carteles, folletos y pasquines equivalentes. Hoy en día sólo queda aquella imagen en un documento del archivo y otras que he localizado después en ese tipo de anuncios efímeros, pero su significado alegórico nadie lo aclara y queda a merced de esta interpretación del investigador basada en indicios como los mencionados.

El presente resumen aborda una de las cuestiones tratadas por Maria Zozaya en el artículo escrito para el Archivo Distrital de Évora, que es una cuarta parte de la conferencia que impartió el 3 de mayo en la Sociedade Harmonia Eborense sobre “Sellos, símbolos y Blasones“. La referencia del artículo (que si utilizas has de citar con los siguientes datos de la fuente) es: Maria Zozaya,  “Os símbolos da Sociedade Harmonia Eborense. Três fases para a definição de uma imagem pública (1849-2014), Boletim Do Arquivo Distrital de Evora, num. 1, 2014, pp. 43-45. Puedes bajarte gratis el artículo pinchando aquí: BoletimArquivoDistritalEvora2014Zozaya

La influencia romana en los balnearios del siglo XIX

Por Maria Zozaya
El mundo romano y del agua cobró un gran protagonismo en las VII Jornadas Nacionales de Ludotecas, jornadas innovadoras que cuentan con un elemento esencial, la pedagogía lúdica centrada en aspectos prácticos, fuese del campo de la Arqueología, el Patrimonio, el Turismo o la Historia.

María Zozaya inicialmente centró su comunicación en “Los espacios de agua romanos  y su influencia en el ocio acuático del siglo XIX”, cuando decidió estudiar ese tema de sociabilidad acuática. Si bien cuando fue desenvolviendo su investigación, así como cuando tuvo que exponerla en el congreso, ya lo había modificado claramente -como se muestra en el vídeo de la conferencia que colgará en breve- hacia el análisis de los balnearios y los casinos balnearios del siglo XIX. Orientó su investigación hacia la influencia simbólica y material de las termas del mundo romano en los balnearios alto burgueses de las costas Ibéricas del siglo XIX. Pretendía comprender qué sucedió en el siglo XIX,  en el salto que tuvo lugar del abandono a la máxima exclosión de estos espacios, y cómo se legitimaron simbólicamente. Es decir, los balnearios comenzaron a propulsarse desde 1817, tras un largo periodo en que se habian pasado en absoluto olvido, en parte debido a las guerras napoleónicas y el terrible estado de la economía estatal. Comenzaron a mejorarse, haciendo grandes inversiones de dinero en ellos, orientándolos hacia el lujo. Terminaron por convertirse en los espacios de sociabilidad más relevantes para la temporada vacacional de la élite en el siglo XIX.

Entre 1870 y 1930 se dio el gran triunfo de la trilogía balnearia, que englobaba el balneario, el casino y el hotel, y perfiló las costas de toda Europa, normalmente imitando el modelo de los Spas de Baden Baden y de Niza. En esa proliferación y multiplicación tomaron a juicio de Zozaya diversos elementos que legitimaban su raigambre en el mundo romano, por lo que analizó cuáles aspectos se tomaron del modelo romano en el plano material, y con cuáles se intentó enlazar en el plano simbólico con ese mundo que se había perdido hacía dos centurias.

ZozayaMariaConferenciaGeaDeAlbarracinVIII Jornadas Nacionales de Ludotecas. Intervención de María Zozaya. Foto: José Moltó

Del 19 al 21 de Julio 2003 se celebraron en Gea de Albarracín (Huesca) las VII Jornadas Nacionales de Ludotecas, coordinadas por Pedro Lavado y Eustaquio Castellano. En esta ocasión estuvieron dedicadas al mundo romano y al agua. Sus actas han salido publicadas en 2004.

Creating Identities… in the AHList Conference.

Por Maria Zozaya

Entre los días 27 y 29 de junio de 2012 tuvo lugar  el Congreso Internacional e Interdisciplinar de la AHList.  Las conferencias, charlas y debates se desarrollaron en inglés en la Universidad Complutense de Madrid, en la Facultad de Filología (Edificio A). Quien escribe estas líneas, además de presidir una mesa, habló sobre un tema que es uno de los gruesos que dan parte del título a su Tesis Doctoral: las formas de identidad y de representación social.

La conferencia que impartió Zozaya se tituló “Creating Identities in Professional Groups. The Role of Sociability Spaces for Constructing a High-class in XIXth Century Spain”. Si bien en este caso fue en inglés por estar organizado por profesores de Universidades americanas, se puede leer en español y en francés parte de los orígenes de dicho trabajo de forma gratuita pinchando aquí (en el recuadro cuadrado donde dice “PDF”).  Se trata de las vías en las cuales un espacio de reunión de la élite, el Casino de Madrid,  lograba reunir y proyectar los elementos representativos de la clase alta en el Madrid de 1836 a 1910.

Este espacio de sociabilidad reunió durante el siglo XIX a buena parte de la aristocracia y burguesía procedente de toda España, pero afincada en la capital por motivos económicos. Los elementos de que se sirvió para proyectar los símbolos de la clase alta fueron principalmente la ubicación de sus edificios, la decoración estilo neobarroco y neoclásico, los cuadros que remitían a un mundo idílico (el horizonte de “la paz burguesa y aristocrática”, que lo denominé haciendo parangón con las palabras de Pons y Serna), los carruajes que iban con los colores e insignias de la institución por toda la ciudad, y un elevado séquito de empleados sirvientes que reproducían el modelo del servicio de los criados en las casas aristocráticas. Tales elementos lograban compendiar los rasgos ideales del mundo aristocrático, y lograban conjuntar a grupos de pares bajo el signo de la identidad común de la aristocracia. El Casino conjugó así los elementos que permitían reproducir el “habitus nobiliar”, categoría sociológica con que Pierre Bourdieu se refirió a los modos de engendrar y repetir las formas de actuación propias de los grupos aristocráticos. Dichos elementos simbólicos fueron fundamentales en las sociedades que definitivamente pasaban del Antiguo Régimen al Liberalismo para sustentar  las nuevas formas de poder representativo liberal con los viejos parámetros de lo que se venía considerando tradicionalmente el poder legítimo: los signos de la nobleza.

Foto de la imagen superior tomada por el Dr. Luis Guadaño.

“Sociabilitat i maçoneria” en la Fundació Ferrer i Guàrdia

Por Maria Zozaya
Si vieras un símbolo de una logia masónica de la Península Ibérica… lo podrías diferenciar de uno de las Islas Azores? Este fue el modo de plantear la universalidad del código masónico por María Zozaya, y para traspolarlos a la pregunta de si pueden ser reconocidos cuando se empleaban para marcar los nuevos espacios asociativos que fueron creados desde 1830.
Así lo planteó cuando puso un delantal masónico de las Azores en el seminario sobre “Masonería en los círculos de sociabilidad en el siglo XIX” (Fundació Francesc Ferrer i Guàrdia, Barcelona) que fue abierto por su presidente Joan-Francesc Pont.
 Zozaya explicó algunas de las bases de la sociabilidad masónica y habló sobre las relaciones intelectuales e ideológicas con las logias que llevaron a constituir muchos de los ateneos, círculos y casinos durante la implantación del liberalismo en el siglo XIX. Señalará los vínculos con el espíritu de fraternidad que motivó la creación de muchos de estos espacios, especialmente por tratarse en una época en que se estableció lentamente el liberalismo, cuando las diferencias políticas separaban a muchos de los grupos que iban a pasar a unirse en estos espacios.
También trató de la simbología masónica, que en ocasiones fue empleada para ornamentar algunas de las paredes de estas nuevas asociaciones, o le sirvieron para  identificarse en sus sellos o firmas institucionales.

Estos y otros temas, como los motivos por los que fue prohibida en las épocas de predominio del poder conservador, y las imágenes que a ella fueron asociadas para censurarla, fueron tratados en la charla, tras el cual hubo un interesante debate abierto por su presidente Francesc Pont: qué hay después de los estudios?, cual es la fase actual de la masonería en ellos?. Zozaya ha tratado estas materias y otras relacionados con ellas en la radio, en congresos y en algunos de sus escritos (como puede verse en esta página en los apartados “Publicaciones”, “Congresos ” y “Sobre mí” ).

Si quieres bajarte parte el origen de esta charla, aquí está la publicación en PDF en DSpace: http://hdl.handle.net/10174/8891

Más información en : FerrerGuardia2012-06-11_Maconeria-segle-XIX. Barcelona, 11 de junio 2012.

MARÍA ZOZAYA ha seguido tratando el tema de la masonería especialmente en el año 2015, y pronto colgará más trabajos al respecto.

Entre la sociabilidad y la masonería

 

El próximo miércoles 1 de febrero María Zozaya impartirá una conferencia sobre las relaciones entre masonería y sociabilidad en los orígenes del Liberalismo. Expondrá sus teorías sobre los vínculos entre los modelos aportados por la masonería y los nuevos círculos que nacieron con la definitiva implantación del Liberalismo en España (1835-1840): centrándose especialmente en Casinos y Ateneos. Los nuevos círculos reprodujeron, según su opinión, premisas muy similares a las de la masonería, referidas a la fraternidad, la conciliación y el espíritu liberal, premisas con las que buscaban apartarse del absolutismo monárquico. Se mostrará cómo la simbología de la masonería y la adoptada en los espacios de sociabilidad refleja también similitudes y transferencias.

Lugar: Centro Lista. Asociación Cultural Puerta de Alcalá.
C/ Francisco Silvela nº 13. Comenzará a las 20 horas. Día: 1 de febrero 2012.